En la sede del Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA) se ha procedido hoy a firmar el acuerdo fundacional entre el Gobierno de Aragón, por medio del departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia, con el consejero Ricardo Oliván a la cabeza, la Universidad de Zaragoza (UNIZAR), con su rector Manuel López, el Servicio Aragonés de Salud (SALUD), con su gerente Ángel Sanz y el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), con su director Luis Rosel, para asegurar el cumplimiento estable de la colaboración biomédica, mediante la creación de una Fundación que asumirá la gobernanza y la gestión del IIS Aragón de manera independiente de sus entidades de origen. Este paso es fundamental a la hora de acreditarse ante el Instituto Carlos III como centro de referencia.

El Instituto de Investigación Sanitaria Aragón (IIS Aragón)  nació como consecuencia del acuerdo entre el Servicio Aragonés de la Salud, la Universidad de Zaragoza y el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, con objeto de  potenciar  la investigación de excelencia en el ámbito sanitario del Complejo Hospitalario formado por los Hospitales Universitarios Lozano Blesa y Miguel Servet y Atención Primaria, así como de los grupos no hospitalarios del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS) y Universidad de Zaragoza.

Con este acto se persigue que el IIS Aragón sea una Institución atractiva y punto de encuentro de investigadores clínicos e investigadores básicos. En este sentido y de cara a lograr una mayor integración del Instituto en la vida hospitalaria la dirección científica (director y subdirector) se ha dotado de Consejos Asesores Hospitalarios, además de los órganos propios del Instituto como el Comité Científico Interno, la Comisión de Investigación, la Comisión de Formación, la Comisión del Calidad, el Claustro de Investigadores y el Comité Científico Externo.

Bajo este esquema organizativo se ha venido funcionando y creciendo como Instituto de Investigación Sanitaria hasta que las partes han convenido firmar un acuerdo fundacional.

Su mejor activo son los investigadores que han demostrado capacidad suficiente para alcanzar alianzas con otros grupos a nivel nacional y paneuropeo así como para aumentar la interacción entre los grupos del Instituto, y fichar talento externo. Estos objetivos son claves y ya que Aragón tiene capacidad para seguir creciendo como una comunidad científica que genera conocimiento, genera riqueza y traslada sus logros a la sociedad, que es quien sufraga en gran medida el trabajo y es a la que se deben en última instancia.  La interacción de los investigadores clínicos del sistema sanitario con la investigación básica y el impulso a la traslación e innovación crece día a día en el seno del Instituto.

La apertura del Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA) fue sin duda uno de los hechos recientes más importante que ocurrió en materia de infraestructuras para la investigación biomédica en nuestra comunidad. La incorporación de grupos de investigación del IIS Aragón, IACS y UZ en sus instalaciones, así como las modernas infraestructuras y el equipo humano con las que cuentan los servicios de apoyo a la investigación, son una tremenda oportunidad para los investigadores del Instituto y para la investigación biomédica de la comunidad. Al mismo tiempo, es un tremendo reto hacer esto viable y exitoso, aspecto que depende en gran medida del trabajo de los grupos del IIS Aragón.

El Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón

El ISS agrupa a 750 investigadores, con 48 científicos responsables y 11 líneas prioritarias en temas tan cruciales para la salud como el diseño de vacunas; enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas y diversos tipos de cáncer.

El IIS Aragón está integrado por los Hospitales Universitarios Clínico Lozano Blesa y Miguel Servet, Atención Primaria, la Universidad de Zaragoza (UNIZAR) y el Instituto Aragón de Ciencias de la Salud (IACS)

La misión de este instituto es aproximar la investigación básica y clínica, potenciando el concepto del hospital como centro de investigación, a través de la generación y aplicación de conocimientos científicos capaces de mejorar la salud de la población.