El pasado 2 de diciembre, el periódico Correo Farmacéutico y el Consejo General de COF organizaron en Zaragoza el encuentro autonómico “El papel de la oficina de farmacia en la estrategia  sanitaria”. El consejero de Sanidad y la directora gerente del Servicio Aragonés de Salud del Gobierno de Aragón, junto con la presidenta del Consejo General y los tres presidentes de los  Colegios de Farmacéuticos aragoneses debatieron sobre el futuro de la farmacia y su evolución hacia una faceta más asistencial.

El paso de una farmacia formulista a una dispensadora y su actual evolución hacia una atención socio sanitaria a través de la implementación de una cartera de servicios fue el tema estrella de este encuentro autonómico que reunió el pasado 2 de diciembre, en la sede del COF de Zaragoza, al consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván; a la directora gerente del SALUD, María Ángeles Alcutén; a la presidenta del Consejo General de COF, Carmen Peña, y a los presidentes de los Colegios de Farmacéuticos de Teruel, Ángel Resa, Huesca, Carlos Lacadena, y Zaragoza, Ramón Jordán. El encuentro fue moderado por el director de Correo Farmacéutico, Francisco J. Fernández, como moderador del acto.

Pincha aquí para ver el VÍDEO del encuentro autonómico celebrado en Zaragoza

Imagen cedida por Correo Farmacéutico

Imagen cedida por Correo Farmacéutico

La primera en participar fue la presidenta del Consejo, Carmen Peña, quien recordó el impecable papel de la farmacia en estos momentos de incertidumbre económica con retrasos en el pago de la factura farmacéutica. Peña señaló que a pesar de las dificultades “la farmacia nunca ha cerrado ni ha tomado de rehén al paciente”. Con respecto a la evolución de la farmacia, la presidenta del Consejo destacó la confianza de los pacientes como el gran tesoro que posee la farmacia y que no “está dispuesta a perder”.

Continuando con el tema de la evolución de la farmacia, el consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, hizo referencia a la orden que va a publicar su Departamento para respaldar legalmente la puesta en marcha de los Sistemas Personalizados de Dosificación en las oficinas de farmacia. Una orden pionera, ya Aragón será la primera comunidad que cuenta con una orden de estas características. El retraso en el pago de la factura farmacéutica fue otro de los temas tratados. Un tema que, según el consejero, están intentado solventar “por todos los medios”. Oliván cerró su intervención con el anuncio de la posible creación del Museo de la Farmacia en el Hospital Provincial “para que la gente pueda contemplar el valor histórico y actual de la farmacia.

Tras la inauguración de la Jornada, arrancó el debate sobre el futuro de la profesión con la participación de los tres presidentes de los Colegios de Farmacéuticos de Huesca Zaragoza y Teruel y la directora gerente del Servicio Aragonés de Salud, María Ángeles Alcutén. Esta última se refirió a la sostenibilidad del sistema sanitario como el principal reto al que se enfrenta la administración ya que los costes sanitarios están creciendo por encima del PIB (Producto Interior Bruto).

Por su parte, los presidentes de los farmacéuticos aragoneses destacaron que es fundamental y estratégico para la sostenibilidad del SNS implicar a los farmacéuticos comunitarios en servicios como la detección precoz de enfermedades y la realización de programas de cribado. De hecho en Aragón, la detección precoz de cáncer de colón en las oficinas de farmacia es un servicio en el que se está avanzando con la colaboración de la Administración.

Los presidentes recordaron que iniciativas como la implantación en farmacias de los  sistemas personalizados de dosificación no solo mejoran la calidad de vida de los pacientes crónicos y polimedicados, sino también a optimizar los recursos del Sistema Nacional de Salud. El 36% de las visitas a urgencias son consecuencia de resultados no deseados por el medicamento, un 81% de los cuales son evitables si los pacientes toman bien su medicación.

La remuneración de estos servicios  fue también objeto de debate. Los presidentes coincidieron en la necesidad de articular una cartera de servicios remunerados. El presidente del COF de Zaragoza, Ramón Jordán, recordó que aunque en las circunstancias actuales plantear servicios que tengan que ser remunerados por la Administración  no es muy viable, si las farmacias son capaces de demostrar que estas nuevas actuaciones van a suponer un ahorra al Sistema Sanitario (menos visitas a urgencias, menos hospitalizaciones, un consumo más racional de medicamentos, prevención de enfermedades…), quizá se abra una posibilidad.

Garantizar la viabilidad económica de la farmacia rural también ocupó un lugar destacado en el debate. Convertir las farmacias menos viables en botiquines o priorizar traslados dentro de la región antes de abrir una farmacia nueva, fueron algunas de las propuestas lanzadas. El presidente del COF de Teruel, Ángel Resa, también recordó las numerosas guardias a las que hacen frente las farmacias rurales. Por su parte, la directora gerente del SALUD se mostró receptiva ante estas propuestas, aunque recordó que la “realidad va más rápido que la normativa”.